INSTITUTO DE INVESTIGACIONES MEDICAS “FUNDACION LUIS ROCHE” (1952-1958)

 

Yajaira Freites, Dpto. de Estudio de la Ciencia, IVIC

 

 

Venezuela en los años cincuenta

Venezuela era gobernada por el entonces general Marcos Pérez Jiménez quien encabezaba un gobierno militar y despótico. Caracas lentamente empezaba a cambiar su fisonomía de ciudad colonial por la de una urbe moderna con urbanizaciones tanto para la clase obrera, media como la alta, ésta última abandonando el centro de la ciudad para trasladarse al Este donde surgían también urbanizaciones de clase media. La Ciudad Universitaria estaba a punto de ser terminada, pero a la par era intervenida por el gobierno de Pérez Jiménez expulsando a los profesores que abiertamente tenían ideas en su contra; esto es, a favor de la libertad de conciencia y la preferencia de las formas democráticas para gobernar a la sociedad.

 

Un discreto refugio

Los médicos Francisco De Venanzi y Marcel Roche se unen para organizar un instituto de investigaciones de carácter privado bajo el auspicio de la Fundación Luis Roche, promovida por el urbanista Luis Roche creador de varias de las nuevas urbanizaciones caraqueñas. La nueva organización se denominó Instituto de Investigaciones Médicas, y agrupaba tanto a médicos como a estudiantes de medicina interesados en hacer ciencia de interés universal pero a partir de problemas nacionales o locales de la medicina  y otros relacionados con la fisiología y química. El Instituto funcionó en una quinta donde 35 personas, entre investigadores, asistentes, estudiantes y secretarias, trabajaban; además de los laboratorios que casi siempre eran compartidos por los 12 investigadores, 6 estudiantes y 7 técnicos, contaba además con su propia biblioteca. Cinco de los investigadores eran a dedicación exclusiva, lo cual era una novedad en la época porque significaba que vivían exclusivamente de sus sueldos de hacer ciencia.

 

 

 

 

 

Los hombres y las mujeres de la Fundación

 

·         Estudiantes: Rafael Apitz, Virgilio Bosch, Miguel Laufer, Raimundo Villegas y Gloria Mercader de Villegas.

·         Técnicos: Tulio Carnevali, José Forero, Andrés Gerardi, Ligia de Gerardi,  Abraham Levi, Carmen V. Marquis, José Méndez Martínez y Francisco Peña.

·         Personal de apoyo: Leocadia Escalona, Crecencio Figueroa y Carlos Martínez Torres.

 

Algunas de las Investigaciones realizadas

 

 

 

 

Encendiendo una velita: la química básica

 La Fundación no solo dio cabida a la química aplicada,  sino también a la química básica la cual carecía de un espacio propio en la Venezuela de ese entonces.  Gabriel Chuchani, el único químico del grupo, desarrolló una investigación en química orgánica destinada a estudiar las diferencias de activación de los sustituyentes del benceno, la interpretación electrónica del mecanismo de sustituciones electrofílicas aromáticas por medio de la trifenilcarbinol. Chuchani luego ingreso al IVIC y creó el Centro de Química.  Durante su estancia en la Fundación el fue el tutor de varias tesis de doctorado en química de estudiantes de la UCV… había empezado a prender su velita.

 

Destino de algunos de los integrantes de la Fundación

 

Fuentes de financiamiento

 El Instituto de Investigaciones Médica se apoyó en un mecenazgo primordialmente privado. El primero de ellos fue el dado por el urbanista Luis Roche quien creó la Fundación Luis Roche para tal fin. Pero otros entes privados también dieron su aporte, entre ellas las dos más importantes compañías  petroleras extranjeras de aquel entonces: la Compañía Shell de Venezuela cubría el sueldo completo de ese entonces de Gabriel Chuchani;  la Creole Petroleum Corporation becó a María Enriqueta Tejera para que se dedicara a tiempo completo al estudio de la anemia necatoriásica, mejor conocida como anquilostomiasis; y la empresa farmacéutica Wyeth de Venezuela. Ayudas fueron otorgadas por el Ministerio de Sanidad y Asistencia Social (MSAS), así como por la Fundación Venezolana para al Avance de la Ciencia (FUNDAVAC), los Laboratorios Palenzona y el Laboratorio Médico Analítico. También hubo donaciones individuales de Max Silberg, Carlos Arriaga, Inocente Palacios, Antonio Casanova, Guillermo Machado Morales, Fortunato Herrera y Alfredo Abilahoud.

 

Bibliografía

ROCHE, MARCEL: El discreto encanto de la marginalidad, en Hebe Vessuri (Compl.) Las instituciones científicas en la historia de la ciencia. Fondo Editorial Acta Científica Venezolana, Caracas, 1987, pp.  209-248.

FREITES, YAJAIRA: El IVIC en cuatro momentos (1958-1990). En  La Ciencia en Venezuela: Pasado, Presente y Futuro. LAGOVEN, Caracas, 1992, pp. 65-79.

FREITES, YAJAIRA: Imagen y Huella de Gabriel Chuchani, INTEVEP, Caracas, 1995.

FUNDACIÓN POLAR: 50 años. Fundación Luis Roche. Memorias del Simposio Conmemorativo celebrado en la Fundación Polar el 16 de octubre de 2002, Caracas, 2003.