Cintillo Oficial Gobierno
Dieter Heinen

Dieter Heinen

Muchas veces me he imaginado a Dieter Heinen navegando por los caños del Delta, comiendo pescado, echando chistes y compartiendo sus penas con sus amigos Warao, a los que ha dedicado gran parte de su vida. Porque la obra de Dieter trasciende la tradicional y estéril dicotomía entre ciencia pura y aplicada. Su trayectoria como investigador demuestra que es posible hacer avanzar el conocimiento científico, en este caso de la diversidad humana, y contribuir con el crecimiento económico del país y el mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes.

Dieter nació en Alemania en uno de los períodos más difíciles de su historia. Aún muy joven migró a California donde realizó sus estudios de postgrado en antropología. En el pregrado había combinado, sin embargo, los estudios de economía, sociología e historia. Esto, en gran medida, explica su vocación por el trabajo interdisciplinario y su visión de la antropología como una ciencia abierta al conocimiento del ser humano en todas sus facetas. Su periodo californiano lo vinculó a Johannes Wilbert, jefe del Departamento de Antropología y del Centro de Estudios Latinoamericanos de UCLA, y éste a su vez en Venezuela, a los Warao, a la Fundación La Salle, a Miguel Layrisse, y gracias a ellos al IVIC. En 1976 ingresó al Instituto y desde esa fecha dedicó los años más prolíficos de su vida profesional al Departamento de Antropología. Una de las facetas del trabajo de Dieter que más admiro ha sido su disposición y capacidad para trabajar codo a codo con otros investigadores del IVIC, más allá de las barreras disciplinarias y departamentales. Participó con Miguel Layrisse y otros investigadores del Departamento de Medicina Experimental, en el proyecto sobre demografía Warao que aportó grandes avances al conocimiento de la gen ética humana. Ha sido organizador junto con José San José, Ernesto Medina y otros investigadores del Centro de Ecología del IVIC, de importantes eventos internacionales dirigidos a explorar la interfase de conocimientos entre la Ecología y la Antropología. Es miembro del comité editorial de importantes revistas interdisciplinarias como Scientia Guianae y Studies
in Third World Societies.

Generalmente se asocia la obra de algunos antropólogos sociales con una etnia. Este es el caso de Dieter, quién ha dedicado gran parte de su vida al conocimiento de la organización social y economía Warao. Sin embargo, sus conocimientos sobre los Ye'kuana, Pemón y Sanema- Yanomami, le han permitido hacer valiosos aportes a la etnología comparativa de los pueblos aborígenes de la región de Guyana.

A través de años le ha tocado a Dieter la penosa tarea de reportar los efectos nocivos sobre las condiciones de vida de los Warao de la transición desde la economía de subsistencia a la economía de mercado, y los impactos de este proceso en los frágiles ecosistemas del Delta del Orinoco. Su calidad humana le impedía, sin embargo, ser un mero espectador del proceso. Su visión del compromiso científico con la realidad que le toca estudiar lo condujo a incursionar en la antropología aplicada y el indigenismo. Dieter ha sido promotor de importantes proyectos de desarrollo como las empresas autogestionarias indígenas no sólo en el Delta sino también en el Estado Bolívar. Su profundo conocimiento de los vínculos entre crecimiento económico y los procesos de cambio en las sociedades indígenas le ha llevado a realizar tareas de consultoría para agencias nacionales e internacionales como la Food and Agricultural Organization (FAO), el Programa de Naciones Unidas para el desarrollo (PNUD), el Instituto Agrario Nacional, la Corporación Venezolana de Guayana, EDELCA, la Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI) y la Dirección de Asuntos Indígenas del Ministerio de Educación. Sería incompleto hacer una semblanza de Dieter sin destacar alguna de sus más notorias cualidades como compañero de trabajo y amigo. Su carácter afable, jovial y paciente le ha ganado la admiración y simpatía de todos los que le rodeamos. Pocas veces he visto a Dieter enojarse. Sin embargo, cuando lo hace ha mantenido la calma y el estilo que lo caracteriza como ser humano.

Visto por Luis Llambí, Investigador.

Fecha

20 Julio 2015

Categorias

Emeritos